A lo largo de 2014 tuvo lugar la reestructuración de los Grupos de trabajo con apoyo en criterios que permitieran alinearlos con las tendencias que marca la i+D+i del agua a nivel europeo e incluso internacional. En este contexto las labores de innovación se han de dirigir hacia los objetivos estratégicos marcados por la WSSTP, la JPI y la EIP del agua.

Atendiendo a esta idea se establecieron nueve grupos de trabajo, que comenzaron su andadura tras un proceso organizativo interno y una serie de reuniones preparatorias. Estos grupos podrían ser considerados el elemento instrumental más valioso de la PTEA, habida cuenta de la amplia experiencia de sus componentes, reunidos al amparo de la consigna, “el asociacionismo como fortaleza”.